¿se puede educar la voluntad? – Análisis

La voluntad se puede educar, no vale tanto tener mucha que nos haría voluntariosos o poca que nos haría influenciables, debe ser educada para lograr nuestros objetivos y alcanzar metas establecidas. Concentrarnos en nuestras metas implica hacer acciones asertivas que nos acerquen a su realización. Hay muchas cosas que mejorar en uno como persona.

La voluntad se apoya por un lado entre la motivación y la ilusión; y por otro lado, el orden y la constancia. Una persona motivada, ve sus metas como algo positivo que puede lograr y mantiene la esperanza (ilución – Esperanza:  fuente de nuestro mayor poder como seres Humanos) de hacerlo. La ilusión va de la mano con lo que uno quiere , ilusión con realismo, no se vale esperar milagros cuando no se hace un acto consiente por lograrlos. El orden y la constancia son importantes porque aportan disciplina para tener metas claras y trabajar en pro de estas.

La felicidad es una actitud, no un destino sino  un camino hacia la plena realización de uno mismo, teniendo una cierta madurez y un proyecto de vida, que consistiría en pocas palabras en superarnos como seres humanos, así como Buda alcanzar un estado de plenitud e iluminación donde nos elevamos por encima de nuestros mayores defectos.

Anuncios

Amor ideal

“Negó la existencia del sol. En pleno día afirmó que la noche era eterna. Incluso a mediodía andaba por las calles alumbrándose con una linterna. Todos se burlaron de él. Se enamoró de una mujer ciega porque ella consideró que él tenía la razón.”

Alejandro Jodorowsky

El reino de los sistemas

MALAVENTURADOS

– los xenófobos y racistas,
– los nostálgicos de los autos de fe y fundamentalistas de todo tipo,
– los aprendices de dictadores y sacerdotes de la intolerancia,
– los egoístas y ególatras,
– los “redentores” no deseados ni deseables,
– los conversos a su propia palabra,
– en general, todos aquellos diosecillos, iluminados por la contemplación de su
ombligo que, por ignorancia culpable o por perversión, niegan el valor de la diversidad,
porque renunciando de este modo a percibir la maravilla de la Creación y
convirtiéndose en rémoras para la evolución de la Humanidad, de ellos no será el

REINO DE LOS SISTEMAS

Un “manifiesto” que es de mis favoritos, lo encontré en el libro Teoria General de Sistemas de Ángel A. Sarabía. Editorial Isdefe, 4 Edición

Hey tu, si tú que me estás viendo…

Hey, tú, si, te veo y no me canso de verte, en las mañanas, cuendo me levanto y te veo, pareces raro, diferente a como estabas ayer, será que alcanzo a persivir en tu rostro el paso del tiempo, aunque ¿sea solo de una noche? o ¿será que me parece rara tu cara de sueño? no se, tienes una mirada triste está noche, incluso parpadeas lento… te veo a los ojos, y recuerdo la primera vez que te vi, has cambiado mucho, pero tu base es la misma. Voy a cerrar los párpados y los voy abrir para verte mañana, y saludarte con una gran sonrisa (:

3 corcheas y una negra

tan tan tan taaann…. la llamada del detino… Destino? … cual? … arcano
idecifrable, al que confundo con suerte, o eres el mismo y te vistes así??..
no se por cual escoger… la maldita “mala” suerte, o un cruel destino …

Desiderata

 

Escucha entonces la sabiduría del sabio:
“Camina plácidamente entre el ruido y las prisas,
y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio.
Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible,
Di tu verdad tranquila y claramente;
Y escucha a los demás,
incluso al torpe y al ignorante.
Ellos también tienen su historia.
Evita las personas ruidosas y agresivas,
pues son fastidio para el espíritu.

Si te comparas con los demás,
puedes volverte vanidoso y amargado
porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros, así como de tus planes.
Interésate en tu propia carrera,
por muy humilde que sea;
es un verdadero tesoro en las cambiantes visicitudes del tiempo.
Sé cauto en tus negocios,
porque el mundo está lleno de engaños.
Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar;
mucha gente lucha por altos ideales
y en todas partes la vida está llena de heroísmo.
Sé tu mismo.
Especialmente no finjas el afecto
Tampoco seas cínico en el amor,
porque frente a toda aridez y desencanto,
el amor es tan perenne como la hierba.
Acepta con cariño el consejo de los años,
renunciando con elegancia a las cosas de juventud.
Nutre la fuerza de tu espíritu para que

te proteja en la inesperada desgracia,
pero no te angusties con fantasías.
Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Más allá de una sana disciplina,
sé amable contigo mismo.
Eres una criatura del universo,
al igual que los árboles y las estrellas;
tienes derecho a estar aquí.
Y, te resulte o no evidente,
sin duda el universo se desenvuelve como debe.
Por lo tanto, mantente en paz con Dios,
de cualquier modo que Le concibas,
y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones,
mantente en paz con tu alma
en la ruidosa confusión de la vida.
Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos,
éste sigue siendo un hermoso mundo.
Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz”.