Luna

Luna, mi vieja compañera, mi amante traidora, esta noche absolutamente bella te vez, perfecto redondel, iluminas, me parece que puedo casi tocarte; paso a paso, caminando entre las sombras de los arboles de las calles de esta ciudad, voy con la mirada en alto, y se regocija mi ser; única en las noches, y hoy sales a nuestro encuentro pero aunque yo pasé y tu sigas por mucho tiempo… me alegra darme cuenta de lo maravillosa que te vez en el cielo,  quisiera recordar cuando era niño y  vi la luna por vez primera…

Anuncios